Prensa Energética - Última Edición

Prensa Energética - Última Edición

Prensa Energética - Sacde

Prensa Energética - COMPAÑÍA MEGA S.A.

Prensa Energética - Dow


Prensa Energética - Spe

Prensa Energética - Digital Papers

Prensa Energética - Risk Group

Prensa Energética - AESA

Prensa Energética - ITBA

Prensa Energética - Ultramar Logistics

Prensa Energética - Brings Austral
Pampa Energia
SECCIÓN NOTA DE TAPA: LA COMUNICACION EN TIEMPOS DE PANDEMIA
Prensa Energética

GENNEIA

“La buena comunicación nace de una escucha activa”


La situación sanitaria puso a prueba nuestra capacidad de adaptarnos a un escenario complejo, y al mismo tiempo fue una oportunidad para fortalecer el trabajo en equipo y la colaboración

Es innegable señalar que la pandemia, y el posterior aislamiento social preventivo y obligatorio, trajeron consigo la necesidad de rediseñar procesos, además de colocarnos en un escenario donde tuvimos la obligación de cuestionar las viejas estructuras y cambiar el paradigma de la comunicación. Los distintos públicos hoy son más sensibles a la información que reciben y con total seguridad podemos decir que este panorama cambió la modalidad de emitir mensajes.

Como empresa, nos vimos interpelados y tuvimos que repasar nuestros esquemas y planes de acción tanto con nuestros colaboradores como con las comunidades que nos rodean. Las antiguas estrategias no se pueden adaptar en esta “nueva normalidad” y administrar la prepotencia de esta realidad fue necesario para de-construirnos y comenzar a construir un futuro diferente.

Es momento, entonces, de preguntarnos ¿Por qué es fundamental cambiar el paradigma de comunicación y adaptarnos a nuevos desafíos? Porque no podemos pensar en estrategias a corto plazo si esta coyuntura evidenció que la vida cotidiana de los distintos grupos sociales se modificó sustancialmente. La sociedad ha demostrado cambios en sus modos de vivir a raíz de este contexto y si los públicos se transforman, las comunicaciones deben ir alineadas a esos cambios. Lo que antes funcionaba hoy no se puede aplicar de la misma manera. Es por esto que hemos detectado que debemos ser más empáticos y compañeros puertas adentro de la organización y ser más responsables en nuestros procesos, porque es la clave para comenzar a acomodarnos a esta nueva realidad y poder construir un trabajo adaptativo, evolutivo, más conectado con los seres humanos y los negocios, que integren nuestros valores personales.

Con esta nueva e incipiente normalidad, hemos visto la importancia de revalorizar la comunicación 360, estrategia que en este momento resulta de suma utilidad para establecer un diálogo permanente hacia el interior de las organizaciones tendiendo puentes entre los integrantes de nuestros equipos, ya su vez, con nuestras distintas comunidades. En este punto, podemos identificar un factor importante: la escucha activa. Ya no se trata solo de emitir mensajes como lo hacíamos anteriormente, sino de acercarnos de forma sostenida a cada uno de nuestros colaboradores y a la comunidad para que dentro de este contexto adverso podamos ponernos a disposición y ser un punto de apoyo. Un pilar más.

En esta línea entonces, resultó imprescindible adaptar nuevos esquemas de comunicación puertas adentro y también hacia afuera, involucrando a nuestros colaboradores y nuestras comunidades. Cuando comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio fue necesario crear un entorno que ayude a nuestro capital humano a transitar y adaptarse a las nuevas formas de trabajar. Antes de la pandemia veníamos con una experiencia en trabajo presencial acotado otorgando las herramientas tecnológicas apropiadas para que nuestros colaboradores puedan desempeñar sus actividades de la mejor manera. Sin embargo, al comenzar home office de manera obligada por el contexto, hemos visto imprescindible desarrollar espacios para poder hacer un seguimiento individual lo que nos dio las pautas necesarias para entender que la comunicación es uno de los instrumentos de liderazgos más importantes que las empresas tienen. Dejar mensajes claros, acorde a las situaciones que se presentan, es clave para lograr transmitir tranquilidad tanto en cualquier situación de crisis como en situaciones normales.

Del mismo modo sucede con nuestras comunidades donde hemos visto que el “decir” se convirtió en “hacer”. La buena comunicación nace de una escucha activa y acercarnos a nuestra gente con el propósito de entablar un espacio de intercambio, entender necesidades y responder a ellas, permitió responder a las inquietudes actuando de manera inmediata para ayudar, sobre todo, en este contexto donde las dificultades para ciertos grupos impactaron fuertemente. Nos hemos vuelto más sensibles y proactivos en este concepto, y sin duda este fue el aprendizaje mejor recibido a partir de esta pandemia porque de este modo podemos comunicar nuestro ADN colaborativo de la manera correcta.

Sin lugar a dudas, la pandemia vino a sacudir viejas estructuras pero también nos ha dejado determinados aprendizajes que llegaron para quedarse. Debemos ser flexibles para adaptarnos, sólo hay que repensar, ponernos en marcha y comenzar la acción.


← Volver
Prensa Energética - Excelerate

Prensa Energética - Satelital

Prensa Energética - Edesur

Prensa Energética - Tenaris

Prensa Energética - Schneider

Prensa Energética - Repman

Prensa Energética - IAPG

Prensa Energética - Howard Johnson

Prensa Energética - The News Says