Prensa Energética - Última Edición

Prensa Energética - Última Edición

Prensa Energética - AOG Expo 2022

Prensa Energética - Sacde

Prensa Energética - COMPAÑÍA MEGA S.A.

Prensa Energética - Dow


Prensa Energética - Spe

Prensa Energética - Digital Papers

Prensa Energética - Risk Group

Prensa Energética - AESA

Prensa Energética - ITBA

Prensa Energética - Ultramar Logistics

Prensa Energética - Brings Austral
AOG Expo 2022
Sacde
Pampa Energia
SECCION: NOTA DE TAPA
Prensa Energética

El conflicto bélico exhibe la vulnerabilidad de la economía argentina

El sector energético argentino debe ser parte de la solución y no del problema para enfrentar la coyuntura internacional. Y para que ello suceda la salida obligada es la inversión y la mayor producción local.

La Argentina tiene recurrentes problemas de balanza de pagos. En el 2022 esa situación está llegando a un punto álgido, que ya supo conocer: hoy depende de un acuerdo con el FMI para no caer nuevamente en default.

En ese contexto, la volatilidad de los precios de los bienes primarios juega un rol central, generando (en el caso de los commoditties agrícola) o consumiendo (energía por estos años) divisas.

El proceso de recuperación fuerte, aunque todavía insuficiente de la Argentina de 2021 y el más leve del 2022 se da en una situación macroeconómica decididamente desbalanceada.

El crecimiento, paradójicamente, exacerba ese desbalance a nivel general y particularmente en el sector energético. Las inversiones en la producción hidrocarburífera no convencional son insuficientes para compensar la declinación del convencional, las redes de transporte no se engrosaron, y el consumo sigue aumentando por la tasa de crecimiento y acicateado por precios irrisorios. Todo eso se traduce en mayores subsidios y escases. Más desequilibrio.

La irrupción militar de Rusia en Ucrania tiene algunas consecuencias indefinidas, pero otras muy claras. Aumentará la presión al alza del precio del gas y el petróleo, y aquellos países que no alcanzan la autosuficiencia sufrirán consecuencias en sus balances de pagos y en sus cuentas fiscales, lesionando el crecimiento económico. Ese será el caso de la Argentina.

Y es particularmente grave cuando los subsidios a la energía y la inflación son centrales para cuadrar la planificación económica con las necesidades financieras en plena negociación con el acreedor estrella, el FMI.

El marco macroeconómico inestable conspiró para el crecimiento fuerte del sector petrolero y gasífero argentino, y está muy lejos de su real potencial. Por otro lado, la crisis bélica y el déficit comercial incremental en 2022, mostrará la vulnerabilidad argentina ante los ciclos económicos globales y su limitada capacidad de anticipación de sus políticas públicas.

El sector energético argentino debe ser parte de la solución y no del problema para enfrentar la coyuntura internacional. Y para que ello suceda la salida obligada es la inversión y la mayor producción local, alejando lo máximo posible el escenario fácil de la importación que expone a la economía a un riesgo inaceptable, tal como sucede con la actual situación bélica.

La economía argentina evidencia una volatilidad notable en sus variables centrales como para darse el lujo de no tener aún un plan definido tanto a nivel macroeconómico como para el sector energético. Con volatilidad alta y sin plan, los privados eligen inversiones de corto plazo .

Asumirán que la Argentina es un país riesgoso y por lo tanto procurarán invertir en activos de fácil salida y con altas tasas de retorno. La conclusión es un déficit ingente y una exposición alta al ciclo económico y de precios global.


← Volver
Prensa Energética - Excelerate

Prensa Energética - Satelital

Prensa Energética - Edesur

Prensa Energética - Tenaris

Prensa Energética - Schneider

Prensa Energética - Repman

Prensa Energética - IAPG

Prensa Energética - Howard Johnson

Prensa Energética - The News Says