Prensa Energética - Última Edición

Prensa Energética - Última Edición

Prensa Energética - AOG Expo 2022

Prensa Energética - Sacde

Prensa Energética - COMPAÑÍA MEGA S.A.

Prensa Energética - Dow


Prensa Energética - Spe

Prensa Energética - Digital Papers

Prensa Energética - Risk Group

Prensa Energética - AESA

Prensa Energética - ITBA

Prensa Energética - Ultramar Logistics

Prensa Energética - Brings Austral
AOG Expo 2022
Sacde
Pampa Energia
SECCION: NOTA DE TAPA
Prensa Energética

La balanza energética y la situación fiscal bajo la lupa

La situación fiscal de la Argentina en este contexto internacional empeorará, en términos de subsidios energéticos, si no se efectúan correcciones tarifarias importantes

Los precios del petróleo y el gas natural en el mercado internacional han registrado incrementos importantes desde el año pasado, y la invasión de Rusia a Ucrania recreó un escenario de incertidumbre en el abastecimiento de los mercados que llevó a precios que superaron la barrera de los 100 usd/bbl y más de 50 usd/mmbtu para el GNL. Habida cuenta que Argentina es importador de GNL y de gas de Bolivia, hablemos primero de ¿qué impactos pueden esperarse en la balanza comercial energética en nuestro país?
Ciertamente, desde la segunda mitad de 2021 los precios del petróleo y del gas en los mercados internacionales registraron incrementos de importancia a resultas de un menor acompañamiento de la oferta a la demanda, panorama que se vio seriamente comprometido con la invasión de Rusia a Ucrania.

Para tomar una dimensión de la problemática en números, a comienzos de marzo de este año los precios futuros del Brent alcanzaron prácticamente los 130 USD/bbl y 56 USD/MMBTU del GNL (indicador JKM-Japan Korea Market). Para lo que resta del 2022, la apuesta es a la baja, 100 USD/bbl para el Brent y poco más de 30 USD/MMBTU para el LNG.

Pero estos valores del mercado internacional más que duplican y triplican esos valores en el mercado nacional1. Argentina depende de las importaciones de GNL por barco, de gas natural por ducto de Bolivia y de combustibles líquidos para las usinas.

El déficit comercial energético de 2021 fue aproximadamente 1.600 millones de dólares (datos INDEC). Durante 2022 se espera una menor disponibilidad de gas proveniente de Bolivia y mayores requerimientos de GNL2.

A los precios actuales, la estimación del déficit comercial energético superaría los 6.000 MMUSD, incluyendo una mejora en los precios de exportación del petróleo considerando los volúmenes del año anterior.


¿Y cómo impactaría ese escenario en la situación fiscal?
La situación fiscal de la Argentina en este contexto internacional empeorará, en términos de subsidios energéticos, si no se efectúan correcciones tarifarias importantes. En el 2019 el subsidio energético representaba un 1,4 por ciento del PBI, sin embargo este ratio creció a un 2.1% por la continuación del congelamiento de las tarifas desde ese entonces; y ya en 2021 se estábamos en una cifra cercana a los 10.500 MMUSD3.

¿Y en materia tarifas y de subsidios habida cuenta de los recientes aumentos en el gas y la electricidad?
A partir de marzo se han aplicado aumentos promedio de un 20% en facturas de gas natural y energía eléctrica (en el segundo caso para los usuarios del AMBA). Para el gas natural únicamente en los segmentos de transporte y distribución, en todo el país, ámbito de regulación nacional. Mientras que en energía eléctrica la mayor parte del aumento se aplicó sobre el segmento mayorista, (el precio estabilizado de la energía para los usuarios residenciales se incrementó un 35%), ya que la regulación de la actividad de distribución es del ámbito provincial.

En el acuerdo con el FMI se requiere una segmentación de tarifas, que simple y llanamente implica aumentos diferenciales por categoría de usuarios, algunos de menor poder adquisitivo tendrían un menor aumento y los de mayor poder adquisitivo tendrían aumentos que superarían el 100%. Subsidios cruzados, lo que se da de bruces con el Marco Regulatorio vigente.

Asimismo, Según el informe de la SE en la Audiencia Pública del 31 de enero de 2022 sobre la parte del precio del gas natural en el PUNTO DE INGRESO AL SISTEMA DE TRANSPORTE (PIST) que el ESTADO NACIONAL tomará a su cargo, la quita total de subsidios a usuarios residenciales implicaría un aumento del gas natural en las tarifas cercano a un 250% con un impacto en factura de alrededor del 100% en el verano y cerca de 130% en invierno.

Estos incrementos serían insuficientes para reducir los subsidios como se plantea en el acuerdo con el FMI. Se estima que, con los incrementos otorgados por el Gobierno hasta el momento - Marzo 2022, los subsidios durante 2022 podrían superar los 16.000 MMUSD, por encima de los 2,5 puntos del PBI.

En ello incidiría la suba del precio internacional antes mencionada, que se traduciría principalmente a subsidios, dado que el grueso de la población residencial tendría tarifas atadas al CVS (Coeficiente de Variación Salarial) del año previo de prosperar el acuerdo con el FMI.


¿Podría mejorarse la balanza energética y la situación fiscal en el contexto de ejecución del proyecto del Gasoducto Néstor Kirchner?
No me he detenido sobre las particularidades del Proyecto. Pero en algún momento, ya hace años lamentablemente, hicimos cálculos bajo la siguiente premisa. Reemplazar el gas importado de Bolivia (o sea importar lo menos posible) y parte del GNL importado, mantener abastecido el mercado interno y exportar a los países vecinos de manera firme, o sea, invierno inclusivo, es posible? Pues bien, la respuesta técnica a esa pregunta era ampliar gasoductos y hacer nuevos gasoductos.

Porqué? Porque sencillamente evacuar una mayor producción sobre la infraestructura existente no era posible, por los cuellos de botella, o sea el gas no puede pasar para abastecer toda esa demanda. La segunda pregunta, la económica, era, la valoración de lo que se produce (fundamentalmente desde Neuquén con gas no convencional, y del sur del país en menor medida) y abastece mercado nacional, sustituye importaciones y se exporta a países limítrofes, ¿paga los costos de expandir la infraestructura en desarrollo y producción del gas y la infraestructura de transporte? La respuesta es afirmativa.

En otras palabras, aún en un contexto limitado de atender la demanda de energía con el desarrollo del gas natural no convencional el proyecto arrojaba beneficios económicos positivos. Lo importante en todo esto es: lo que ahorrará la sociedad como un todo, el pensamiento del economista, los beneficios menos los costos económicos de tomar la decisión de llevarlo a cabo versus no hacer la infraestructura de evacuación y recurrir a cortes de servicio, etc. para que al final se consuma lo que hay disponible, era conveniente.

Llevar a cabo estos proyectos no es una tarea sencilla, por varias razones. La macro sigue siendo muy inestable, el respeto por los contratos no ha sido nuestro fuerte, y eso es muy lamentable porque la memoria institucional no se pierde, y por último, financiarlo con el sector privado es caro no mediando garantías suficientes, porque no tenemos un buen record. Solo basta mirar el riesgo país – crisis mundial de por medio, no hay que olvidar, y aún sin la crisis mundial- que casi toca los 2.000 puntos básicos.

Digamos que si pudiéramos tener entre 400 y 600 puntos básicos estaríamos mejor (algunas compañías privadas tienen mejores tasas de financiamiento en dólares que los que podría conseguir el Estado en el mercado internacional), pero es tan caro ese financiamiento, que simplemente no hay mercado, presar a esas tasas es saber q no te las van a pagar.

Aun suponiendo que se encuentra financiamiento amigo – que es el más caro usualmente porque cuando uno puede elegir entre muchas alternativas es más fácil encontrar alternativas más baratas. Ese capital supuestamente amigo se convierte en el monopolista del préstamo, y agarrate con las condiciones que se impondrán para recuperarlo… No nos olvidemos que el capital que se hunde en tierra política regulatoria tiene un riesgo importante para que sus inversores recuperen en tiempo y forma con dividendos y servicios de endeudamiento.

Cuantos años demandó ajustar tarifas desde 2002 prácticamente…. Argentina debe mejorar como un todo, una macro de un dígito de inflación, recrear confianza inversora, y ello incluye, yendo a ese tema en particular, independientemente de su nombre, la transparencia de todos los actos que se relacionen al proyecto, y basta de perder el tiempo, ya pagamos demasiado caro la energía que podría producirse con menores costos en Argentina, y cuyos excedentes podrían haber tenido un uso más valioso.

  1. El precio del LNG importado promedió los 8 usd/mmbtu.
  2. Informe de la Secretaría de Energía para la Audiencia Pública del 31 de enero de 2022. El Estado Nacional estima importaciones de GNL de más de 65 barcos, cuando en 2021 se importaron 56.
  3. Según el Informe de Análisis de ejecución presupuestaria 2021 de la Oficina de Presupuesto del Congreso, dicho valor alcanzó el 2,3% incluyendo el aporte del Aporte Solidario y Extraordinario que corresponde a un gasto de capital.


← Volver
Prensa Energética - Excelerate

Prensa Energética - Satelital

Prensa Energética - Edesur

Prensa Energética - Tenaris

Prensa Energética - Schneider

Prensa Energética - Repman

Prensa Energética - IAPG

Prensa Energética - Howard Johnson

Prensa Energética - The News Says