PRENSA ENERGETICA
PRENSA ENERGETICA - Staff
PRENSA ENEGERTICA Prensa Energética - Calendario Editorial PRENSA ENERGETICA - Suscripciones PRENSA ENERGETICA PRENSA ENERGETICA - Contacto PRENSA ENERGETICA - Home

PRENSA ENERGETICA
 
PRENSA ENERGETICA
 
PRENSA ENERGETICA
 
AOG 2019
 
ARMINERA 2019
 
 
PRENSA ENERGETICA
 
Howard Jhonson
 
PRENSA ENERGETICA
 
PRENSA ENERGETICA

AOG 2019
 
 ARMINERA 2019

PRENSA ENERGETICA
PRENSA ENERGETICA

Las Energías Renovables aumentaron su contribución a la matriz energética local alcanzando en 2018 el 4% de la capacidad total de generación. Las medidas tomadas desde el gobierno y la agenda para el sector permiten proyectar perspectivas alentadoras para el desarrollo del sector que en la última década invirtió 6.800 millones de dólares.

De acuerdo al informe especial sobre el comportamiento del sector de energías renovables del país titulado “Desarrollo de Energías Renovables en Argentina”, factores externos y la crisis económica y financiera ocurrida en 2018 impactaron en las iniciativas destinadas a la expansión del sistema de transmisión o de transporte eléctrico que es fundamental para alcanzar un despacho eficiente de la energía eléctrica generada. “Si bien las condiciones no resultan las ideales, la relevancia de estos proyectos llevó a que el gobierno decidiera relanzar la licitación para la construcción de la línea de extra alta tensión entre las estaciones transformadoras de Río Diamante (Mendoza) y Coronel Charlone (Buenos Aires), que es la iniciativa más onerosa dentro de la carpeta de obras destinada al sector energético y que permitiría, al menos en parte, mejorar la infraestructura eléctrica local en el corto plazo”, señala el estudio.

Otra consecuencia de la crisis es que sus efectos “desalentaron la inversión y llevó a la suspensión del programa de inversión de infraestructura más ambicioso de los últimos años (Participación Pública Privada/PPP) que, en un contexto de reducción del presupuesto público destinado al gasto de capital, buscaba ser la solución para reducir el actual déficit en esta materia y continuar con el desarrollo de la obra pública. Si bien este suceso no afectó de manera directa al programa de inversiones en EE.RR (RenovAr), que lleva dos rondas de licitaciones y alrededor de US$ 7.000 millones en inversiones (o 4.600 MW de potencia total a añadirse), sí impactó de llenoen las iniciativas destinadas a la expansión del sistema de transmisión o transporte eléctrico, que resulta fundamental para alcanzar un despacho eficiente de la energía eléctrica generada”,agrega.

A pesar de estos obstáculos, el informe destaca como positivo que el programa RenovAr ha permitido que las energías renovables contribuyan con un 4% de la potencia total instalada en 2018 (~1.460 MW) con un importante incremento de la participación en el sistema de las energías solar y eólica. La cifra del 4% a pesar de ubicarse por debajo de la meta estipulada por la Ley N° 27.191 para el añopasado (la norma estipula alcanzar el 8% de participación para fines del 2018, el 12% en 2019 y el 20% en 2025),conforma un resultado alentador y un cambio de tendencia que debería poder sostenerse a futuro. Para ello en el gobierno se estarían buscando formatos alternativos al esquema PPP con el objetivo de captar nuevos actores y llevar adelante las obras de mejora y expansión del sistema de distribución de energía eléctrica, lo que habilitaría la continuidad del programa RenovAr en el mediano plazo (con una cuarta ronda, que el gobierno confirmó para fines de 2019 y podría ser parte de esta nueva estrategia o mecanismo para el desarrollo y mejora de las redes de transmisión) y colocaría los niveles de inversión y potencia renovable instalada en una senda de convergencia con los valores estipulados en el marco legal.

PRENSA ENERGETICA

De acuerdo al informe especial sobre el comportamiento del sector de energías renovables del país titulado “Desarrollo de Energías Renovables en Argentina”, factores externos y la crisis económica y financiera ocurrida en 2018 impactaron en las iniciativas destinadas a la expansión del sistema de transmisión o de transporte eléctrico que es fundamental para alcanzar un despacho eficiente de la energía eléctrica generada. “Si bien las condiciones no resultan las ideales, la relevancia de estos proyectos llevó a que el gobierno decidiera relanzar la licitación para la construcción de la línea de extra alta tensión entre las estaciones transformadoras de Río Diamante (Mendoza) y Coronel Charlone (Buenos Aires), que es la iniciativa más onerosa dentro de la carpeta de obras destinada al sector energético y que permitiría, al menos en parte, mejorar la infraestructura eléctrica local en el corto plazo”, señala el estudio.

Otra consecuencia de la crisis es que sus efectos “desalentaron la inversión y llevó a la suspensión del programa de inversión de infraestructura más ambicioso de los últimos años (Participación Pública Privada/PPP) que, en un contexto de reducción del presupuesto público destinado al gasto de capital, buscaba ser la solución para reducir el actual déficit en esta materia y continuar con el desarrollo de la obra pública. Si bien este suceso no afectó de manera directa al programa de inversiones en EE.RR (RenovAr), que lleva dos rondas de licitaciones y alrededor de US$ 7.000 millones en inversiones (o 4.600 MW de potencia total a añadirse), sí impactó de llenoen las iniciativas destinadas a la expansión del sistema de transmisión o transporte eléctrico, que resulta fundamental para alcanzar un despacho eficiente de la energía eléctrica generada”,agrega.

A pesar de estos obstáculos, el informe destaca como positivo que el programa RenovAr ha permitido que las energías renovables contribuyan con un 4% de la potencia total instalada en 2018 (~1.460 MW) con un importante incremento de la participación en el sistema de las energías solar y eólica. La cifra del 4% a pesar de ubicarse por debajo de la meta estipulada por la Ley N° 27.191 para el añopasado (la norma estipula alcanzar el 8% de participación para fines del 2018, el 12% en 2019 y el 20% en 2025),conforma un resultado alentador y un cambio de tendencia que debería poder sostenerse a futuro. Para ello en el gobierno se estarían buscando formatos alternativos al esquema PPP con el objetivo de captar nuevos actores y llevar adelante las obras de mejora y expansión del sistema de distribución de energía eléctrica, lo que habilitaría la continuidad del programa RenovAr en el mediano plazo (con una cuarta ronda, que el gobierno confirmó para fines de 2019 y podría ser parte de esta nueva estrategia o mecanismo para el desarrollo y mejora de las redes de transmisión) y colocaría los niveles de inversión y potencia renovable instalada en una senda de convergencia con los valores estipulados en el marco legal.

PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA PRENSA ENERGETICA


PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA

ITBA

Metrogas


www.prensa-energetica.com I © 2013 Prensa Energetica