PRENSA ENERGETICA
PRENSA ENERGETICA - Staff
PRENSA ENEGERTICA Prensa Energética - Calendario Editorial PRENSA ENERGETICA - Suscripciones PRENSA ENERGETICA PRENSA ENERGETICA - Contacto PRENSA ENERGETICA - Home

PRENSA ENERGETICA
 
METROGAS
 
PRENSA ENERGETICA
 
PRENSA ENERGETICA
 
PRENSA ENERGETICA
 
Prensa Energetica
 

PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA
PRENSA ENERGETICA
PRENSA ENERGETICA

Un breve repaso de los hechos más significativos del sector energético argentino, nos muestran las luces y sombras de la situación actual. La merecida atención a Vaca Muerta y a las energías renovables ha descuidado otros aspectos de la industria cuya declinación es equivalente a las mejoras de la producción resultado de las primeras. Un plan más comprehensivo de toda la industria redundará sin duda en mejores resultados del adecuado camino encarado por el gobierno.


¿Dónde está parada hoy la industria del petróleo y gas en la Argentina?

YPF (45% del mercado petróleo y 35% del gas), otras grandes compañías nacionales e internacionales, algunas pocas pequeñas y las empresas de servicios han sobrevivido a años difíciles. La época de los buenos precios de gas y petróleo en el nuevo siglo (2010/2014) no llegaron a las productoras debido a las altísimas retenciones a la exportación aplicadas al petróleo y un precio tope regulado de gas.

Luego del 2014, ante la baja de precios internacionales, se intenta sostener la alicaída producción local del crudo con un "Barril criollo" y un "Plan Gas" para incrementar la producción del principal partícipe de nuestra matriz energética: el gas natural.

Aún con éstos subsidios a la oferta, la producción de crudo es hoy menor a la mitad que en el 98, (490.220 barriles diarios en julio 2017) con una caída interanual del 7.5%, y seguimos importando gas natural como LNG o desde Bolivia y desde Chile por caño.

Allá por 2010 nos enteramos que, a pesar de no ser un país históricamente petrolero, estamos sentados sobre una formación “clase mundial” de petróleo y gas como Vaca Muerta. Técnicamente, las condiciones están dadas. Tenemos el recurso el cual está ubicado en una zona petrolera, hay agua disponible, recursos humanos capacitados, una red de gasoductos y oleoductos con capacidad ociosa para el arranque.

En este marco aparece el nuevo gobierno a fines del 2015 quien, además de generar expectativas de menor regulación, precios realistas, crecimiento, establece como prioridad de gobierno la Seguridad Energética y la Mitigación del Cambio Climático y por ende la energía renovable cobra especial relevancia, el gas natural se sigue requiriendo como partícipe del 50% de la matriz energética y el petróleo líquido queda relegado a segundo plano, aun cuando sus derivados son una importante parte de la industria de los próximos 20/30 años.

Desarrollo no convencional

Analizando los números hoy, y aún lejos de aquellos que esperaba el gobierno, se nota un cambio de tendencia en línea con la política establecida, dado que las inversiones comenzaron a llegar focalizadas en el desarrollo del no convencional, y sobre todo en el gas. Se esperan datos positivos para la producción del gas en el último trimestre de este año.

Las inversiones en su conjunto para 2017 sumarán 6517MM U$S, (24% menos que en el 2015). En el año 2016 la inversión para los no convencionales fue del 38% del total, porcentaje que ascenderá al 45% en el 2017. El shale oil produce hoy el 7.7 % del la producción de petróleo, el shale gas 4.9% y el tight gas 20.1% de la producción local de gas. Otra manera de ver este fenómeno es que Neuquén es la provincia menos castigada con una baja sólo del 2.5% comparada con el año anterior.

Respecto al número de equipos y pozos la actividad empieza a tomar ritmo en el shale. La estadística y las comparativas deben analizarse en contexto: los “walking rigs” tienen una productividad mayor que los equipos existentes en la cuenca neuquina en el 2014. Además, varios de los pozos ejecutados este año tienen tramos horizontales de hasta 2500 metros, muy diferentes a los de 2014. Dicho esto, hay 82 dotaciones en Neuquén, de los cuales 31 son torres, cuando en febrero teníamos 23. En cuanto a dotaciones todavía son la mitad que en 2014. Se esperan 120 pozos horizontales para el 2017.

Futuro promisorio

Estos cambios tienen su correlato en la demanda de empleo. Tranquilidad en la cuenca neuquina zona no convencional, y problemas en el resto de las cuencas. Menor producción, mejor tecnología y conflictividad sindical hicieron que en las provincias más golpeadas la demanda de personal disminuyera la ostensiblemente. ¿Y Neuquén? El Acuerdo firmado en abril entre los gremios, las empresas, las provincias y el estado es un primer paso para revertir esta tendencia. La ampliación de la aplicación del Acuerdo a nivel nacional, para convencional y no convencional lograría sin duda incrementar la demanda de empleo...

Según estimaciones oficiales, 1500 Pymes forman la cadena de valor del gas y petróleo. Una política clara y proactiva con financiamiento para las Pymes, eliminación de barreras de entrada y homologaciones, será capaz de generar industriales asociados al desarrollo en dos o tres años.

Obviamente que el incentivo de los precios preferenciales para el “gas no convencional nuevo” atrae el interés de las Compañías para invertir. Me pregunto, ¿por qué sólo gas nuevo no convencional y no todo “gas nuevo”? Yacimientos más económicos de desarrollar podrían producir gas nuevo o disminuir su declinación.

Coincido con el camino ya iniciado hacia un mercado libre y transparente, pero se requiere llegar a ese estadío “con buena salud”. Para eso, además del acompañamiento del Estado para la ejecución de la infraestructura conexa: rutas, trenes, seguridad, se requiere durante el período de transición remanente, una fuerte reforma fiscal apta para una industria de capital intensivo constante, y un marco legal para la contractualización que permita ventas entre productores y distribuidoras de gas y a generadoras de electricidad, focalizando los subsidios remanentes en la demanda.
Resumiendo, se trata de alinear los planetas: gobiernos nacionales y provinciales, empresas semi estatales y operadores privados, sindicatos, universidades e institutos, superficiarios, intendentes, pueblos originarios, de manera tal que no se "eclipsen" entre sí, en aras de conseguir la tan anhelada “seguridad energética".


La autora, Ing. Química de la UBA, tiene 30 años de experiencia en la industria, y ha sido presentadora y autora de diversos trabajos en Congresos y Simposios del país y del extranjero.

PRENSA ENERGETICA PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA

ITBA

Howard Jhonson

PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA

Prensa Energetica

www.prensa-energetica.com I © 2013 Prensa Energetica