PRENSA ENERGETICA
PRENSA ENERGETICA - Staff
PRENSA ENEGERTICA Prensa Energética - Calendario Editorial PRENSA ENERGETICA - Suscripciones PRENSA ENERGETICA PRENSA ENERGETICA - Contacto PRENSA ENERGETICA - Home

PRENSA ENERGETICA
 
PRENSA ENERGETICA
 
PRENSA ENERGETICA
 
AOG 2019
 
ARMINERA 2019
 
 
PRENSA ENERGETICA
 
Howard Jhonson
 
PRENSA ENERGETICA
 
PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA
 
AOG 2019
 
 ARMINERA 2019

PRENSA ENERGETICA
PRENSA ENERGETICA

El CEO de Shell Argentina asegura que la empresa podría alcanzar una producción de 70.000 bped en 2025. Las claves: ampliar la disponibilidad de infraestructura y lograr competitividad.

Shell se consolida en Vaca Muerta. Tras desprenderse en Argentina de sus activos en el downstream, hoy en manos de la brasileña Raizen, la petrolera ha puesto todas sus fichas en el negocio del upstream.

De hecho, la empresa había anunciado en 2018 el pase a desarrollo de tres nuevas áreas en la formación de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta en la Patagonia argentina.

Sean Ronney, geólogo, presidente de Shell Argentina, asegura que "el potencial de Vaca Muerta es igual o mejor que el que tenemos en Estados Unidos". De hecho, los costos de perforación y terminación de pozos se redujeron a la mitad desde el comienzo de sus operaciones

Y esboza la meta principal que tiene la empresa para los próximos años: "La producción actual ronda los 5.000 barriles de petróleo equivalentes diarios (bped.) El objetivo es llegar a 40.000 barriles bped en 2021 y 70.000 en 2025, sujeto a resultados y condiciones económicas".

"Actualmente,- señala Ronney- Shell tiene participación en seis bloques de Vaca Muerta; cuatro operados por la Compañía y dos no operados. A través de O&G DevelopmentsLtd S.A., opera los bloques de Sierras Blancas, Cruz de Lorena y Coirón Amargo Sur Oeste (CASO), donde recientemente se anunció el pase de la fase piloto a la de desarrollo masivo, y Bajada de Añelo, un área con muy buenas perspectivas a futuro, todavía en etapa piloto. Los socios de Shell en estas áreas son: Sierras Blancas y Cruz de Lorena (90% Shell, 10% GyP); CASO –(80% Shell, 10% Apco -Vista Oil& Gas-, 10% GyP) y Bajada de Añelo –(50% Shell, 50% YPF). Los bloques no operados son Rincón la Ceniza y La Escalonada, ambos operados por Total Austral S.A ".

El proyecto 2019-2025 en Vaca Muerta, que se basa en el pase a desarrollo masivo de las áreas, incluye también la construcción de una planta de procesamiento de crudo, 100 kilómetros de caminos internos, 75 kilómetros de oleoductos y gasoductos, y líneas eléctricas que implicarán la generación del doble de empleos de los que hay en la actualidad.

¿Cómo han incorporado el aprendizaje de los proyectos de shale que vienen operando en Estados Unidos y Canadá?, le preguntamos a Ronney.
La innovación cumple un rol fundamental en el desarrollo del gas y petróleo no convencionalpara mejorar la competitividad. Un primer ejemplo de nuestras operaciones en Vaca Muerta se da durante la etapa de perforación operación en tiempo real de nuestros equipos en Neuquén por geofísicos en Houston mediante un sistema de geonavegación. Esto permite que nuestros especialistas en Neuquén y Houston compartan experiencias y visiones en tiempo real para optimizar la perforación. Otro ejemplo es el uso durante la perforación del Neoflo®, un material sintético desarrollado por Royal Dutch Shell a base de metano que reemplaza otros fluidos hechos a base de gasoil. Este material que utilizamos en nuestras operaciones no contiene aromáticos ni contaminantes como el azufre, lo que permite reducir el impacto medioambiental y mejorar la eficiencia en la perforación.

¿Cuál es el principal obstáculo que presenta hoy Vaca Muerta? ¿Sólo se trata de incorporar más tecnología y mayor cantidad de proveedores para aumentar la producción de no convencional?
Los tres principales desafíos que tenemos hoy para desarrollar plenamente Vaca Muerta son ampliar la disponibilidad de infraestructura y servicios, lograr competitividad a nivel internacional y mantener un marco regulatorio claro y estable en el tiempo. En infraestructura tenemos un desafío crítico por delante en la evacuación y el transporte de gas, petróleo e insumos que la actividad necesita, lo que se conoce como el midstream. Con la escala de producción que queremos alcanzar en Vaca Muerta, si no solucionamos estos aspectos, serán el principal cuello de botella. Lo mismo sucede con la disponibilidad de empresas de servicios asociados a la industria. Necesitamos un desarrollo mucho mayor de toda la cadena de provisión de insumos y servicios.

Marco tributario y retenciones
En opinión de Ronney cuando se toma la decisión de invertir en cualquier país, se analiza si es seguro y competitivo. "En Argentina tenemos los recursos y estamos transitando la curva de aprendizaje técnica a una gran velocidad. El gran desafío pasa hoy por desarrollar una actividad que sea competitiva internacionalmente", señala.

Y agrega: "Estamos avanzando en ese sentido, pero para conseguirlo todavía queda mucho por hacer en materia de infraestructura, servicios, aplicación de innovaciones tecnológicas y reducción de lo que llamamos tiempos no productivos. Tener un marco regulatorio y tributario claro, seguro y estable en el tiempo es otro aspecto fundamental cuando los proyectos de inversión son a tan largo plazo como los que se hacen en la industria petrolera"

"En líneas generales
-advierte el CEO de Shell Argentina- el Gobierno Nacional y el de la provincia del Neuquén han mostrado que comprenden esta necesidad y han dado pasos positivos para generar un escenario propicio para invertir. Confiamos en que seguirán avanzando en ese camino y que utilizaremos para eso espacios de diálogo y consulta público-privado como la Mesa Vaca Muerta".

PRENSA ENERGETICA PRENSA ENERGETICA


PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA

PRENSA ENERGETICA

ITBA

Metrogas


www.prensa-energetica.com I © 2013 Prensa Energetica